28 de octubre de 2020

Hora en Punto

No es la noticia: es la forma de contarla

Abogado denuncia ser víctima de perfilamiento, interceptaciones ilegales y tortura psicológica

La existencia de una red en Barranquilla, presuntamente integrada por policías, taxistas y otros particulares, que se dedicarían  a colaborar con los “perfilamientos”, seguimientos e interceptaciones telefónicas ilegales contra personas en esta región del país, entró a investigar la Fiscalía Especializada de Barranquilla y la Procuraduría Delegada para la vigilancia de los Derechos Humanos.

José Luis Herrera Gómez, un reconocido abogado, partícipe de conocidos procesos penales, civiles y administrativos en la ciudad y defensor del Distrito de Barranquilla, presentó la denuncia ante ambos organismos investigativos, a quien, según afirma, los seguimientos de los que es víctima datan de hace siete años, pero en los últimos tres, se han intensificado llegando a ser seguido, incluso, hasta la puerta de su casa. 

La apertura de la investigación penal tiene como propósito establecer la comisión del delito de “tortura sicológica”, ya que las continuas interceptaciones y seguimientos han afectado seriamente la salud del  abogado de la Alcaldía, a quien la Fiscalía remitió al Instituto Nacional de Medicina Legal para comprobar las posibles patologías sicológicas y psiquiátricas que han podido dejar el delito denunciado. 

Por otra parte, la investigación disciplinaria lo que persigue es determinar la participación de miembros activos de la Policía en los hechos de perfilamientos, interceptaciones y seguimientos ilegales, ya que –según la denuncia del abogado— tal conducta contraviene la disciplina policial, la constitución y los tratados internacionales que protegen los derechos humanos. 

José Luis Herrera explicó que “…las interceptaciones telefónicas ilegales no respetan conversaciones entre abogado-cliente, ya que está comprobado que después de haber sido emitido un mensaje de WhatsApp, se produce consecuencialmente el seguimientos como un mecanismo de tortura sicológica, sin el mínimo respeto a los derechos humanos”, haciendo énfasis en que hace más de un año puso en conocimiento de estos hechos al Jefe de inteligencia de la Policía, quien le dijo que el sistema de perfilamiento y seguimientos no era de la policía. “Todo parece indicar que se trata de una red que trabaja paralelamente a la Fiscalía”, dijo el abogado. 

“Yo no descarto que en estos hechos, por su gravedad, intervenga la comisión interamericana de derechos humanos, ante la cual acudirá para pedir medidas cautelares contra el Estado colombiano. Mi casa, donde vive una familia, está siendo tratada como si se trata de un epicentro de ejecución de continuas acciones criminales”, manifestó Herrera quien dejó en claro que tanto la Fiscalía como la Procuraduría, tienen en su poder fotografías de vehículos, taxis y particulares, que han realizado los seguimientos

A la Fiscalía y la Procuraduría se le puso en conocimiento que durante la ejecución de los procedimientos extralegales, en el mes de diciembre, fue objeto de seguimientos ilegales un periodista del noticiero CM& que llegó a la casa del abogado para realizar un trabajo periodístico de navidad, y hasta allí, llegaron dos vehículos haciéndoles seguimientos. 

Compartir
Compartir